• El suelo pélvico masculino, el gran olvidado

    El suelo pélvico masculino, el gran olvidado

    Es habitual encontrarse con la duda de si sólo las mujeres tienen suelo pélvico o si por el contrario, los hombres también. Pues bien, tanto hombres como mujeres poseen el denominado suelo pélvico, y por lo tanto puede sufrir disfunciones en él en algún momento de su vida.

    Si bien es cierto que las mujeres tienen más riesgo de sufrirlas, los hombres también pueden. Por ello, es importante saber cuándo un hombre puede tener un problema del suelo pélvico y cómo le puede afectar a su vida diaria. La Unidad de Fisioterapia de Suelo Pélvico de Optimme ofrece asesoramiento gratuito sin compromiso con nuestros especialistas, solicítelo en el 881 990 136 o en info@clinicaoptimme.net .

    ¿Qué es el suelo pélvico?suelo_pelvico_masculino

    El denominado diafragma pélvico o suelo pélvico es el conjunto de músculos, ligamentos y fascias que cierran la cavidad abdominal y pelvis por su parte más inferior. La principal diferencia del periné del hombre respecto al de la mujer, es la presencia del pene, próstata y la no existencia de la hendidura para la vagina.

    ¿Para qué sirve el suelo pélvico?

    El suelo pélvico en el hombre es muy importante debido, principalmente, a tres funciones que realiza de forma autónoma:

    • Control de la continencia urinaria y anal, y favorece un correcto vaciado de la vejiga y el intestino.

     

    • Participa en la función sexual, con un importante papel en la erección y en la eyaculación.

     

    • Sirve de soporte para los órganos pélvicos (vejiga y recto).

    Por estos motivos, un suelo pélvico debilitado por factores como: la edad, ejercicio físico inadecuado, cirugías de abdomen/pélvicas o de próstata, puede causar alteraciones en cualquiera de las funciones mencionadas anteriormente.

    ¿En qué casos los hombres se pueden beneficiar de la Fisioterapia de Suelo Pélvico?

    • Problemas Urinarios: incontinencia urinaria después de cirugías de próstata. Disinergias. Incontinencia en pacientes neurológicos.

     

    • Disfunción Eréctil: dificultad para conseguir o mantener la erección

     

    • Problemas Anorrectales: incontinencia de heces/gases. Anismo. Fisuras, fístulas, hemorroides. Estreñimiento crónico.

     

    • Dolor Perineal: debido a prostatitis crónica, cistitis intersticial o neuralgia del nervio pudendo.

     

    • Dolor pélvico crónico, síndrome miofascial.

     

    En la Clínica Optimme contamos con un equipo de fisioterapeutas especializados en suelo pélvico con amplia experiencia en el campo, que le valorarán y trataran su problema, siempre en contacto con su médico habitual.

    Leave a reply →