• Si eres mujer y deportista, entrena tu Suelo Pélvico

    Si eres mujer y deportista, entrena tu Suelo Pélvico

    Correr está de moda. Con la llegada del verano y el buen tiempo son muchos los hombres y mujeres que se animan a unirse a este deporte. Seguro que conocemos a alguien que con el objetivo de cuidarse y mantenerse activo/a ha comenzado a salir a correr e incluso se ha apuntado a carreras populares, pero si eres mujer es importante que tengas en cuenta algunas cosas. Por Sandra Martínez Bustelo e Irene Vázquez Gintersberger, responsables de nuestra Unidad de Suelo Pélvico.

    Existe gran evidencia sobre los múltiples y beneficiosos efectos del ejercicio físico sobre el sistema cardiovascular, metabólico, muscular, etc. Pero ¿qué le ocurre a nuestro SUELO PÉLVICO al realizar deportes de “impacto”?

    Conviene destacar que la mujer, debido al parto, posee mayor riesgo de padecer problemas a nivel de su suelo pélvico. No obstante, el parto no constituye el único factor de riesgo. Algunos autores como Nygaard IE (1990), Grosse D (1994) o Eliasson K (2002,2004) introducen la práctica deportiva como factor de riesgo de la incontinencia urinaria de esfuerzo.

    Los expertos señalan una mayor incidencia en deportes considerados de “alto impacto”, refiriéndose a aquellos que conllevan choque contra el suelo (running, aeróbic, saltos, etc.). Cabe pensar que estos impactos someten a mayor estrés a las estructuras que sujetan la vejiga, el útero y a la musculatura del suelo pélvico, y en consecuencia suponen un mayor riesgo de incontinencia urinaria de esfuerzo. Si esta musculatura no es adecuadamente entrenada para responder a estas demandas no es de extrañar que se fatigue y no cumpla con su función de soporte visceral.

    A pesar de que algunas deportistas manifiestan que únicamente sufren la incontinencia durante la práctica deportiva, con el tiempo estas pérdidas de orina pueden aparecer durante otros gestos y actividades más cotidianas como toser, estornudar, cambiar de posición, levantar pesos, etc.

    En todo caso, aunque no tengas ningún síntoma, si eres mujer y deportista (entrenas de forma regular 2 o más veces a la semana) debes prevenir futuros problemas del suelo pélvico incluyendo el entrenamiento de tu suelo pélvico dentro de tu rutina deportiva. Para ello, un Fisioterapeuta colegiado y especializado en la Rehabilitación del Suelo Pélvico, previa valoración del estado de dicha musculatura, podrá aconsejarte sobre que práctica deportiva es más adecuada a la fuerza y resistencia de tu periné y de qué manera puedes entrenarlo.

    Otro consejo saludable es el uso de unos dispositivos intravaginales de varios usos especialmente diseñados para prevenir problemas del suelo pélvico en la mujer durante la práctica deportista. Si aún no conoces estos dispositivos, acude a un fisioterapeuta especialista del suelo pélvico; te indicará el tamaño más apropiado en tu caso y cómo utilizarlos correctamente para que puedas disfrutar del deporte sin sufrir lesiones en tu suelo pélvico.

    Leave a reply →